martes, 22 de abril de 2008

Sobre las batallas

Algunos os preguntaréis preguntaréis por qué este año se hará una batalla tan poco conocida como es la batalla de Valle, cuando hay batallas que pueden ser mucho más emocionantes dentro del universo de Tolkien, como la de la Última Alianza, o las del Silmarillion. Otros os preguntaréis, simplemente, por qué seguir haciendo batallas tolkienianas, cuando puede haber otras más interesantes como la de las Termópilas, sin ir más lejos.

Bien, a lo segundo debo decir que uno de los intereses de las Fiestas del Pan es fomentar la obra de Tolkien; por lo tanto, las batallas que hagamos estarán siempre basadas en las de la Tierra Media, que hay para rato. Cuando se acaben ya veremos.

A lo primero hay dos motivos: el primero es que, como empezamos con la Guerra del Anillo, seguimos con la Guerra del Anillo, en la cual hubo batallas más conocidas y otras menos, como las de los vados del Isen, Valle, Lórien y el Bosque Negro, que serán las próximas que hagamos. Cuando acabemos este ciclo, iremos haciendo un recorrido por todas las batallas importantes acaecidas en la Tercera Edad, cronológicamente desde el final, hasta llegar a la primera batalla contada en el Silmarillion, algún día. Hay más de veinte batallas por hacer, así que con paciencia.
La segunda razón es que precisamente queremos fomentar la obra de Tolkien, así pues bueno es dar a conocer la parte menos conocida. Que hay mucha gente que piensa que sólo hubo guerra en el sur. Ya me extenderé más sobre esto.

Igual hay algún avispado que se pregunte, con toda la razón del mundo, por qué, si pretendemos hacer todas las batallas de la Guerra del Anillo, no he mencionado la batalla de Delagua, que está contada y bien contada en El saneamiento de la Comarca, o incluso la de Isengard.
Es bastante sencillo: hace tres años hubo cerca de cien asistentes a las Fiestas; hace dos, más de ciento cincuenta; el año pasado fuimos casi trescientos. A este ritmo, para este año esperamos bastantes más, y la batalla de Delagua, más que batalla grande, fue una escaramuza en la que hubo no más de trescientos combatientes. Resultado: se nos ha quedado pequeña. Dicho sea esto sin querer pecar de pomposidad, ni mucho menos. Por lo mismo, la batalla en Isengard, en la que lucharon los ents contra los pocos orcos que había allí, tampoco parece muy representable.

En fin. Más adelante comentaré más en profundidad la Batalla de Valle.
Que el Señor esté con vosotros.

1 comentario:

Tropofobia dijo...

¡Pedazo de blog! Muy currado, enhorabuena a usted señor Panjin, y al bueno del Kalpo :D

¡Te añado a enlaces favoritos!